Mediante un aviso del Centro de Control, Comando, Comunicación y Cómputo (C4), de Coahuila, el Grupo Beta Piedras Negras del Instituto Nacional de Migración (INM), en dicha entidad, llevaron a cabo el rescate de 10 personas migrantes que se encontraban varadas a la mitad del Río Bravo, mientras que, con gritos pedían ayuda, ya que las corrientes de agua eran muy fuertes y les impedía avanzar hacía Estados Unidos, o regresar a territorio mexicano.

El rescate se llevó a cabo en dos vueltas con la ayuda de un aerobote que ayudó a evitar el peligro de adentrarse a pie en esa zona; en la primera vuelta, se rescató a dos mujeres adultas y cuatro menores de edad; en la segunda vuelta, pusieron a salvo a tres hombres y una mujer adultos, las 10 personas rescatadas, fueron regresadas a México y eran originarias de Ecuador y Venezuela.

Al lugar arribó una ambulancia del Heroico Cuerpo de Bomberos, quienes brindaron atención médica a las personas migrantes, las cuales fueron reportadas en buen estado de salud y se les brindó abrigo con sábanas térmicas.