La Secretaría de Salud de Hidalgo (SSH) informó que el director y el administrador del Hospital General de Tula fueron relevados de su cargo de forma inmediata luego de que, en un recorrido realizado por la secretaria de Salud, María Zorayda Robles Barrera por las instalaciones del Hospital, fueron encontradas algunas irregularidades como grandes cantidades de medicamento caduco, material gastable, insumos quirúrgicos, y aparatos médicos sin la debida utilización.

Las primeras acciones realizadas fueron el despido del director y administrador del Hospital, así como el inicio de la Auditoría correspondiente por parte del Órgano Interno de Control.

Robles Barrera externó que, toda persona tiene derecho a la salud, y las personas que hacen uso de los servicios de salud, tienen el derecho de obtener atención ética, oportuna, profesional, y eficiente, y lo que encontró en esta supervisión no tiene justificación “es indignante tras la crisis humana y de salud de la que estamos saliendo” señaló la secretaria de salud.