La Dirección de Protección Civil en Coatzacoalcos, Veracruz, dio a conocer que “Yuli” un delfín de dientes rugosos (Steno bredanensis), falleció luego de que sus órganos internos colapsaran, posterior a que el pasado jueves arribó a las playas de Coatzacoalcos herido por un tiburón cigarro.

De acuerdo con la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA), el ejemplar, que se trataba de una hembra de 208 centímetros de longitud se encontraba en malas condiciones de salud, por lo que elementos de la Profepa Veracruz, la Secretaría de Marina (SEMAR), la Guardia Nacional, Protección Civil y médicos veterinarios lo estabilizaron y monitorearon, además de que se detectó que había ingerido basura por lo que se le realizó un lavado gástrico y fue atendido en una alberca de hule de tres metros en el Acuario de Veracruz por un posible cuadro infeccioso .

Sin embargo, a pesar de las acciones implementadas por los elementos antes mencionados, “Yuli” no sobrevivió a la herida que presentaba, y se presume, ingirió hidrocarburo lo que causó daños en un pulmón e hígado; por cuatro días se le estuvo hidratando y realizando estudios para determinar el progreso en su estado de salud, sin embargo, resultó imposible que sobreviviera.