El tiempo - Tutiempo.net





Un grupo de 26 mujeres pertenecientes al municipio de Tasquillo en Hidalgo, se han visto preocupadas por la deforestación y degradación del suelo por lo que desde hace 15 años han puesto empeño por conservar el maguey, especie característica del Valle del Mezquital.

 

Sembrar plantas de maguey es un arduo trabajo, el proceso inicia en el vivero donde las mujeres germinan la semilla de maguey en cajas de unicel. Miriam Martínez, la encargada del vivero platicaba que en el primer paso se lava la charola para llenarla de tierra, de ahí se traspasa y así se empieza a sembrar, se debe sembrar de un centímetro para que la semilla no se vaya muy abajo.

 

Después de tres meses el maguey es trasplantado en bolsas para pasar 18 meses cultivándose, teniendo mucho cuidado de no romper la raíz ya que el maguey la necesita para seguir desarrollándose. Por último, se planta en parcelas antes de ser entregados a los productores de pulque.

 

La razón por la que estas mujeres han estado colaborando es porque se trata de una planta que se está extinguiendo, las agriculturas comentaban que "antes el maguey se encontraba en cualquier lado e incluso la gente acostumbraba a tener un maguey en su casa, pero ahora ya casi no hay". La única satisfacción que tienen las agricultoras es contribuir a que se siga reproduciendo esta especie para que no desaparezca.

 

La Secretaría de Agricultura en Hidalgo, reveló que al día de hoy sólo quedan 36 mil hectáreas de maguey en toda la entidad, se espera que a finales de año sean reforestadas 3 millones de plantas de maguey.