Rafael Lemus es un titiritero de la Ciudad de Querétaro que desde hace más de 45 años da vida a los personajes que el mismo creó en su taller.

QRO TITIRITERO

Para él ser titiritero es una herencia de su abuelo a la cual él llama “esculturas con movimiento” pues su elaboración es finamente detallada.

“Para ser titiritero hay que saber actuación, tenemos que darles vida, costura, hay que hacerles su ropa, modelarlos, pintura, maquillaje, sobre todo dar esas tonalidades, en fin.”, mencionó.

Rafael Lemus creció en un taller rodeado de juguetes, maderitas y carros usados, y fue ahí donde descubrió su pasión. En 1984 se presentó en el Palacio de Bellas Artes acompañado del actor Enrique “Cachirulo” donde manejó muñecos y figuras de la compañía de marionetas ‘Rosete Aranda’, desde entonces ha sido inspiración para otros titiriteros.

Su marioneta favorita es una vaquita y, aunque en todos los títeres despierta emociones, a algunos los utiliza para compartir mensajes de aliento y reflexión cuando visita a los internos en el reclusorio y el tutelar de menores.

Rafael Lemus moldea sus títeres con la esperanza de que al presentarse ante los niños pueda cambiar sus intereses y se motiven a crear, como él, personajes que los acompañen en su vida.



Derechos reservados @Alfarored 2015