Fecha:
           

Alfaroazul

CANDIDATOS DE CARTÓN

 

Realizar campañas en tiempos de pandemia esta bien cabrón, aseguraba un candidato, quien se quejaba amargamente de que ya nada es como antes.

Acostumbrados a darse baños de pueblo y abrazar y besar a cuantos posibles votantes y a niños durante los mítines, era más que obligado, eso sin contar las entregas de toda clase de utilitarios como gorras, mandiles, bolsas y cuanta chuchería se les pudiera ocurrir a los candidatos.

El coronavirus le vino a dar en la madre a la bonita tradición de las campañas y se chingó a toda la industria que estaba detrás de las elecciones, impresores, comercializadores de los productos que garantizarían que el candidato obtuviera un triunfo a partir de los “apoyos” que repartiera entre sus simpatizantes.

Pero como el ingenio no tiene limites, ahora los mandiles se sustituyeron por cubrebocas, las bolsas por sobrecitos de gel antibacterial y las visitas por las colonias del candidato en persona, ahora las realizan los simpatizantes cargando con el candidato de cartón para así evitar que el personaje en turno vaya a resultar covidioso.

Le llaman el #candidatopimpón, una fotografía de tamaño natural, algo así como un muñeco de cartón, ya usted le puede dar la interpretación que más le guste.

Pero no todo es humor en estas campañas tan singulares.

Estamos llegando a la mitad de la contienda y mientras que en apariencia todos sonríen, y hasta son buena onda, también hay un lado oscuro y muy perverso que comienza a salir de su escondite y amenaza con ensuciar las campañas.

En los últimos dos fines de semana los candidatos del PT han pasado la pena de que, a un diputado federal, invitado a los actos, lo hayan recibido a huevazos, y esa agresión se repitió en dos mítines de dos municipios diferentes, lo que debería preocupar a las autoridades responsables de garantizar que no se den actos de violencia en las campañas y también, hacer un llamado a las autoridades electorales, para que se pongan las pilas.

También el candidato del PRI en Mineral de la Reforma denunció ataques al vehículo en el que viajaba con su equipo.

Estos actos de intimidación son un riesgo al proceso electoral y, en el fondo, revelan la intención de no solo meterles miedo a los candidatos sino a los votantes.

Es momento de tomar medidas contundentes e impedir que estas agresiones suban de nivel, y que en las semanas que aún faltan de campaña, la contienda no reporte un saldo negativo.

A nadie le conviene que haya violencia en las elecciones para renovar las alcaldías, porque si esto ocurre en una contienda pequeña, imagínese usted lo que nos espera para 2021.

¡Ya no chinguen!, en este proceso están participando hombres y mujeres, quizá la mayoría sean padres o madres de familia y la contienda debe de ser de ideas, de propuestas, no de quién puede madrear más al contrario.

Ya estamos grandecitos para andar con esas pendejadas.

 

Espero sus comentarios.  Fb:  Alfaro Red    @bertha alfaro